<$BlogRSDURL$> En el Subte
 
Copia de En el bondi y en el tren
 
Home
Invitación

¿Tenés alguna buena historia "subtera" que contar? Mandanos tu post y convertite en el invitado/a de la semana.
Últimos Comments



Gracias Hightoro por el código.
viajan en subte

Christian :: @
Pirulo :: @
marina :: @
Román :: @
creditos

Idea original: guada
Template: marina
Gráficos: Mar
otros links

Metrovías
Host de Imágenes
Weblogs.com.ar

Listed on BlogShares



Blogger - the Royale with Cheese of CMS

Habbicomments




martes, septiembre 30, 2003

 

Pavadas
(traicioné a todos, ahora viajo en colectivo casi siempre...)

Esta mañana vi a un guarda demostrándole a otro guarda sus inmejorables dotes de balerista (sí, por el arcaico juego del balero) con un llavero que tenía un cordón.

Ah, era re grosso!

# posteado por Habbi - 3:47 p. m. - Viajes:


sábado, septiembre 27, 2003

 

Invitad@ especial

Post invitado, enviado por Marcos:

Domingo a la tarde y mi novia se va a su casa. La acompaño a la parada y ya en ella me dice "acompañame al cajero". Estamos por entrar y se nos adelanta un gordito cara de inofensivo y abre el cajero con un SUBTE PASS. Yo no la podia creer, asi que sacamos lo nuestro y nos fuimos atónitos, se rompia el mito de el cajero y el subtepass.

Mi novia se fue y yo me meti en la piel del agente secreto de la CIA y mire hacia donde habia caminado el hombre rellenito y lo vi al final de la cuadra. Djie este tiene que vivir por acá. Con lo cual lo seguí... pero por la vereda de enfrente y a unos 80 metros. Lo que me hizo caminar el gordito... no tiene nombre. Se cambiaba de acera, doblaba para aca doblaba para alla y luego de unas 30 cuadras llego a destino. Se imaginaran lo que me paso por la cabeza, desde que era un falsificador con una red nacional hasta un usuario desconfiado del sistema bancario.

Bue la cuestión que me divertí haciendo de espía y les confirmo que el gran mito es ciento: SE ABREN CAJEROS CON TARJETAS DE SUBTE. Colorín colorado este cuento se ha acabado.

# posteado por Invitado especial - 3:18 a. m. - Viajes:


miércoles, septiembre 24, 2003

 

Milagro, les di plata a unos chicos que pedían en el subte.
Jamás les doy, ni 10 centavos (salvo a los que tocan música, o cantan, esos siempre reciben algo de mi bolsillo). Pero ayer pasaron una nena y un nene, el nene pidiendo para "comprarle los productos para mi hermanita".
Levanté la cara de mis apuntes, y vi que la hermanita, tenía toda la cara y el cuero cabelludo quemados. Pobre. Se me partió el corazón, y lamentablemente no pude arreglarlo con lo que les dí.

# posteado por guada - 1:37 p. m. - Viajes:


viernes, septiembre 19, 2003

 



Cuales dos estaciones son las únicas que tienen un sólo andén (no en el
medio) y donde sólo para uno de los dos trenes?
(Enviada por Lady God-Diva)

# posteado por Invitado especial - 5:35 p. m. - Viajes:

 

Post invitado, enviado por Ezze:

este site me gusto mucho y dije escribire algo pero no sabia que, hasta hoy q sali del laburo y me tome el subte en la estacion nueva de tronador.

grande, tecnologica, no me gusto la luz, pero bue.

solo q viajando en la parada antes de malabia subio una chica muy linda a mi gusto, digo esto porque es una chica de esas q te gustan porque es la q siempre soñaste y no le pude hablar poque ya el subte estaba lleno para ese entonces y no me imaginaba diciendole algo adelante de todo el mundo. Ella tenia una mochila para adelante cubriendole el pecho y se lo acomodo, me toco la pierna, pura casualidad, suspire, sufri, la mire me clavo con su ojos negros sus labios y afilada nariz, no se proque no le saque una foto, no pude, tenia unos pantalones como de lana o tela mas tipo de lana, era un bombon y si estas leyendo esto, ni ahiiiii, rogue a q te bajaras en mi parada (carlos gardel) pero solo me pare y te sentaste, juraria q chistaste, como si enojada porque no te hable, solo que no pude abrir la boca ni despertar de ese sueño.

Ahora pesadilla, nos vemos mañana en el subte

Un beso anonimo al aire del tunel

# posteado por Invitado especial - 5:19 p. m. - Viajes:


jueves, septiembre 18, 2003

 

Campaña publicitaria

En el Subte Blog les acerca en exclusiva un boceto que revelaría la nueva campaña publicitaria que Metrovías se trae entre manos. El nuevo proyecto tiene como finalidad transmitir al usuario del subteráneo una sensación de hogar que no pudo transmitir el siguiente afiche:




"Con esta nueva campaña se espera captar la atención del usuario haciéndole sentir que el subte se transforma en su segundo hogar" dijo un vocero allegado a un pariente cercano de un alto directivo de una empresa levemente relacionada con Metrovías.

Con ustedes la obra:



# posteado por Nicolás - 1:06 a. m. - Viajes:


miércoles, septiembre 17, 2003

 



Me apuesto la cabeza a que nadie puede encontrar una foto color de un vagón de la línea A en la página de Metrovías.

# posteado por Nicolás - 7:37 p. m. - Viajes:


martes, septiembre 16, 2003

 

Subte raro

Hoy el subte anduvo raro. Aún no sé la causa, pero estuve media hora esperando un tren, mientras una locutora repetía miles de veces que las líneas A, B y D andaban con demoras, y que la D y la A funcionaban hasta ciertas estaciones. Pasó uno vacío que no paró, pasó otro demasiado lleno (era imposible entrar), y recien al tercero me pude subir. Ahi maldije mi altura, ya que mi nariz está a la altura de las axilas masculinas, y bendije el invierno, que las protege por lo menos un poco...
En fin, que pasó hoy con el subte? Alguien sabe el porqué de las demoras?

# posteado por guada - 1:20 a. m. - Viajes:


viernes, septiembre 12, 2003

 



Pregunta enviada por TheMadcap.

¿En qué estación de la Línea D hay un mural de azulejos pintados con un azulejo colocado al revés?

# posteado por Hermione - 1:40 a. m. - Viajes:


miércoles, septiembre 10, 2003

 

Lo único que me incita a usar el subte es la esperanza de encontrar en alguna estación perdida un puesto de venta de chipacitos. Eso te deberían dar en vez de Vita-C. 10 ctvos el chipacito.

# posteado por martin - 9:07 p. m. - Viajes:


viernes, septiembre 05, 2003

 

Hoy un tipo (65 años aprox), sentado enfrente mío en el subte, tosió un par de veces, y a la tercera, le salió un terriiiiible gorgojo/pollo/escupitajo que voló, casi, hasta los asientos de enfrente (osea, casi hasta mí), marcando un semicírculo perfecto.
Me hubiera dado asco, si no fuera porque estaba ocupada tratando de contener la risa. Y casi no pude!

# posteado por guada - 4:02 a. m. - Viajes:


jueves, septiembre 04, 2003

 

Invitad@ especial
Post invitado, enviado por Herkis

Lo mejor del subte, sin lugar a dudas ni posibilidades de competencia, es el flaco que canta a los gritos, baila de un modo epiléptico, se toca, y dice frases como "ernesto te amo!". Lo tienen que haber visto. Pero cuidado, no lo miren a los ojos porque si te engancha la mirada no te la suelta más.

# posteado por Invitado especial - 5:25 p. m. - Viajes:

 



¿Qué estaciones de subte tienen sólo un andén (en el medio), en vez de dos (uno de cada lado)?

Ej: Pueyrredón y Tribunales, en la línea D.

# posteado por Hermione - 3:24 p. m. - Viajes:

 

En la estación Abasto del subte B hay un banco que da cambio y en el que se pueden pagar cuentas y demás.
Pensando en cualquier cosa, con la mente puesta allá-en-cualquier-lado, fui - encantadora- a comprar mi subtepass y, como suelo hacer dije: "Hola, una por favor", con una enorme sonrisa en mi cara.
El hombre, sin decir nada, me señaló un cartel que había en la ventanilla. Miro y finalmente leo: "ESTO ES UN BANCO".
Graciassssss, perdón. Cahu.

# posteado por Danixa - 11:59 a. m. - Viajes:


miércoles, septiembre 03, 2003

 



Ya me paso dos veces en la boleteria, que a falta de 5 centavos me dieran caramelos VITA-C a cambio. ¿Es una campaña publicitaria, o me vieron la cara y me estan re cagando con mis vueltos?
La primera vez me dieron 5 caramelos a cambio de los 5 centavos faltantes, pero la segunda solo uno. (No quise protestar, porque tampoco queria caramelos!)
¿Le paso a alguien esto?

PD: Los caramelos Vita-C que me dieron son los que vienen sueltos. No consegui la foto.

# posteado por Martin - 11:00 p. m. - Viajes:


martes, septiembre 02, 2003

 

Invitad@ especial
Nota extraída de Pagina/30, Año 3 Nª32, Marzo 1993, enviada por Iván:

Pensar en el Subte

Filosofía Underground

Por Leila Guerriero

Terrores, fantasías, historias, fobias, y hasta la epifanía de una inesperada cabellera pelirroja esperaban ahí abajo, en los vagones y en el túnel donde el movimiento se demuestra pensando.

El subterráneo es fatalista. Lo anterior y lo posterior existen sin posibilidad de desvío: un rayo falsamente moderno al otro lado de la ventanilla y Agüero. Otro rayo y Pueyrredón. Otro más y Pasteur. Dentro de los vagones, encapsulados en sus pensamientos, aburridos o no, cómplices del movimiento que los lleva a destino, un río de pasajeros inmóviles y discretos observan con atención exagerada los carteles de las estaciones y los túneles húmedos. Un mirón suspicaz, un fisgón por oficio, espiaría, miraría sus caras para, sin demoras, preguntarse qué piensan.

-Voy pensando "por favor que se termine, por favor que se termine"-dice Mercedes, veintitrés años, sentada en un vagón de la línea C a Retiro-. Pienso que se puede incendiar o puede haber un accidente y que voy a quedar encerrada. Mirás por las ventanillas y no hay paisaje, es horrible, sucio... Me da sensación de tumba. Es fúnebre el subte. Y esas curvas bestiales, horribles.

El miedo en las galerías azulejadas. Túneles eficientes que se persiguen unos a otros en nombre de la comodidad del usuario, y en medio una maraña de personas que van y vienen pensando en nada y todo.

-La verdad, señorita...-Vicente tiene 58 años y hace quince minutos que espera el tren, sin rendirse, en la estacion Callao del subte D, una línea con rasgos liliputienses-. Ahora que me dice, me doy cuenta de que mientras viajo voy cantando lo que escuche en la radio del anden. Esa "paaaara el dolooorrrr...no hay nada mejorrrr...".

Las suelas de un ciudadano de superficie no advierten el vértigo de ese mundo en contínuo escape. Un ángel underground, telépata y con vocación de curioso, podría escuchar demasiadas cosas. Mariela, por ejemplo, no parece contenta. Tiene una camisa floreada y es joven, treinta y cuatro como mucho. Y piensa.

"Qué bueno, qué tranuilo... lástima que termine rápido... ojalá pudiera dejar de pensar pero no... todos con cara de nada y yo, preocupada por todo, siempre. Estoy harta de subirme a un subte repleto y bajarme en el trabajo, subirme a otro subte repleto y bajarme en casa...".

Los desconsolados y los conformes viajan con rostros idénticos en vagones idénticos. El despecho, la bronca, el cansancio y la alegría cuelgan como ropa al sol de las barras metálicas. Es la soledad obligada, el colmo del arte del disimulo. En el extremo de un vagón casi vacío, mirando el piso, Flavia, con un rodete aparatoso y muchas cadenas doradas al cuello, ha conocido a un chico, y cuando ella conoce a un chico sale a dar vueltas para vencer la
ansiedad de esperar el llamado telefónico.

"Ojalá me llame, ojalá cuando llegue a casa me haya llamado, si no... siempre la misma idiota... Pichincha... todavía falta... Ojalá, cruzo los dedos... Ojalá...".

-Yo tomo el subte muy tarde-dice Nicolás, revolviendo los ojos hacia todos lados, hasta convencerse de que el grabador no es una cámara de teve-. Hago combinación y siempre tengo miedo de que me dejen encerrado, o de perderme, o de que me asalte un loco... lo tomo en Uruguay hasta Pellegrini y de ahí la C hasta Independencia... me siento en el primer vagón y me pego a la ventanilla y ahí no podes pensar. Otra que la montaña rusa. No sabés cómo va el tipo a esa hora...

Los pasajeros diambulan del kiosco al banco de cemento y de ahí al andén. Connie está en la estación Castro Barros de la linea A. Trabaja en un estudio de abogacía y lleva muchas carpetas de color celeste bajo el brazo.

-Cuando espero el tren me pongo morbosa. Me imagino qué pasaría si alguno sin querer me empujara cuando viene el subte o si un tipo se tirara a propósito... pero después, mientras viajo, no pienso en nada. Leo.

Solaz de pajueranos, símbolo de Buenos Aires; cuando el hombre creó el subterráneo no tuvo en cuenta su propio miedo por lo que está debajo de la tierra.

-Es opresivo, pero a mi me gusta- dice Rubén, recién subido en Facultad de Medicina, línea D, guapo, barbudo y apurado-. Te vas mirando en el espejo, leyendo los cartelitos, mirando la gente. Vas tejiendo fantasías, como qué habrá entre estación y estación, si se podrá llegar igual caminando o terminarías en cualquier lado. Es una cosa rarísima el subte, un lugar abajo con comercios, con un tren bárbaro que va a aparecer por las vias...

Zurcido invisible, lustrabotas, venta de pipas y tabaco, florerías, luz artificial, paredes, chapa y azulejos que hace décadas que no ven el sol. El subte de las ocho de la mañana, el de las seis y media de la tarde.

-Pensaba que no me gustaba viajar en el subte tan lleno-dice un chico pálido, amable, con un maletín en la mano-. A una hora todo el mundo se va para un lado y vuelve después para el otro. Yo soy de Traslasierra, Villa Dolores. Nos manejan un poco como vacas. Prefiriría irme, pero bueh... En el subte cada uno va a sus obligaciones y la gente va por inercia, pone el automático y capaz que hasta piensan lo mismo todo los dias: que la plata no les alcanza, que van a ganar dos mangos...

Dos o tres pasajeros mas allá, una chica, miren, y una trenza gorda y brillosa mira el grabador y sonrie.

-Mirá, creo que voy preocupada todo el tiempo por ver que no se me acerquen mucho, porque el subte cuando va lleno los tipos son de terror, te acercan el portafolio, la piernita, la rodilla...

Una encuesta improvisada concluiría que los subterráneos arrastran vagones repletos de gente semiaburrida que observa con gula a otra gente aburrida que a su vez...

-Voy mirando a la gente-dice Mabel, sonriente y enferma de calor-. Me encanta imaginarme qué hacen según la cara, de qué trabajan. Los miro mucho pero nadie se da cuenta. Van todos dormidos.

Juan es gordo. Está parado y se balancea como una boya gigante aferrado a un asiento. Va a bajar en Constitución.

-Y... miro... me entretengo con... te vas a reir... me invento chistes, jueguitos de palabras.
-Contame el de recién.
-No, es tonto.
-Dale contame.
-Bueno era así: un pe-on seria un peon encendido. Y un peon apagado sería un pe-of.

Y se ríe Juan, con los dientes anchos y la panza temblándole, lleno de barba y vestido de negro en un dia de demasiado calor.

Si el ángel telépata retornara a la vías sorprendería al que se arrepiente de no haberse quedado un rato más en la cama; a la que organiza el dia; al chico que va cantando canciones de los Rolling Stones de memoria; al señor que le mira el pelo a la gente y compara brillos y colores.

-Como todos van quietos es muy fácil-dice, con el pelo negro y tirante, un saco gastado y un pañuelo anacrónico en el bolsillo-. Mirás todo el tiempo que querés y hasta que se bajan tenes tiempo de memorizar la forma, la textura. Yo pintaba, estudié bellas artes, pero bueno... El otro día vi a una pelirrojita de pelo corto... un color rarisimo... hay pelos muy lindos, otros no. Esa chica tenía como gotas de aceite en el pelo. Tenés que ver, qué lindo.

Entre estación y estación un territorio digno del cuco y en las estaciones una luz extraña, de pecera, o de carnicería. Más nuevas o más viejas, en todas pululan pasajeros igualmente adormecidos por no tener qué mirar, nada para hacer, nada para decir.

Es penoso, pero no hay nada tétrico ahí abajo. Nada fantástico, nada que ofresca consuelo. Erosionadas por la rutina y las miradas desaprensivas, las galerías se han depurado de monstruos y de ángeles telépatas. Durante el viaje son pocos los que van pensando en lo que quieren. Más bien, se piensa en lo que se puede.

-Perdón, ¿en que ibas pensando?
-Y, como siempre: en general.

# posteado por Invitado especial - 11:20 p. m. - Viajes:


lunes, septiembre 01, 2003

 

Últimamente cada vez que tomo el subte en Congreso, me subo en uno de los vagones "fun". Hoy había una vieja sentada justo al lado de uno de los cartelitos de la publicidad (de los que tienen forma de globitos de diálogo, no los rectangulares), el cual decía "mi fun es de a tres". No sé cómo fue que logré controlar la risa.

# posteado por Hermione - 10:24 p. m. - Viajes: